ESCRIBANA – ABOGADA – MEDIADORA


 

QUÉ ES MEDIACIÓN

La mediación supone un cambio en la modalidad de la resolución de conflictos, que alienta la comunicación directa de los involucrados, desarrolla las habilidades de las personas para buscar sus propias respuestas y promueve la autonomía de la voluntad y la autogestión. La mediación es un camino voluntario de apertura hacia el otro, pacífico y menos doloroso, que privilegia las relaciones futuras.

  Si bien se fijan distintas reglas formales, el proceso es conducido de diferentes formas de acuerdo al mediador que lo siga. El procedimiento de mediación se ha diseñado a partir del desarrollo de la teoría de la comunicación y aceptando la complejidad del fenómeno de ésta, para que las personas puedan ejercer su poder de decisión y de resolución voluntaria del conflicto, y además internalizar aprendizajes para resolver problemas.

La mediación, es una de aquellas herramientas que ha trascendido por su utilidad práctica y se ha hecho acompañar por toda una serie de valores que fomentan el objetivo de construir consensos desde la diferencia.

La resiliencia y la resolución pacífica de conflictos pueden favorecer los procesos de integración y cohesión social: la mejora de las relaciones humanas y la resolución pacífica de los conflictos inherentes a estas, a través del diálogo entre las persona.

La mediación es un proceso pacífico e informal de resolución de conflictos a cargo de un tercero imparcial que actúa como facilitador de la comunicación entre los participantes, quienes toman responsablemente sus propias decisiones con el objeto de llegar a un acuerdo de posible cumplimiento que se ajuste a sus propias necesidades.

En la mediación intervienen las partes quienes son protagonistas del conflicto y el mediador. El mediador es una facilitador de la comunicación de las partes. Es imparcial, como el juez, como el árbitro. La diferencia sustancial con los demás métodos es que las partes son los verdaderos protagonistas, son quienes van a encontrar la solución adecuada a sus conflictos. Las partes acuden voluntariamente a una mediación y van a decidir sobre sus propias cuestiones No es el mediador quien tiene el poder de decisión.
La mediación alienta la comunicación directa de los involucrados y desarrolla las habilidades de las personas para buscar sus propias respuestas y promueve la autonomía de la voluntad y la autogestión. Se minimizan los costos emocionales y económicos y se reducen los tiempos que insume resolver una controversia.

La mediación es una negociación colaborativa asistida por un tercero imparcial, facilitador de la comunicación.

 

QUÉ ES RESILIENCIA

La RESILIENCIA es un enfoque que puede utilizarse en la mediacion, mas alla de la escuela de mediacion que se utilice. La REILIENCIA hace foco en las personas que tiene conflictos y lo en mas sutil, sus fortalezas, para atravesar las adversidades, superarlas, y construir sobre ellas.

La mediación resiliente es un proceso de comunicación que favorece en los protagonistas del conflicto la habilidad social de solución de problemas, actuando positiva y activamente frente a ellos, promoviendo fortalecer los vínculos, impulsando la capacidad de los seres humanos para sobreponerse a la adversidad y además construir sobre ella.

 

La mediación resiliente es un proceso de comunicación…, es decir que es un intercambio de mensajes interpersonales tanto verbales como no verbales, tanto digitales como analógicos, de contenido, como relacionales.

que favorece en los protagonistas del conflicto la habilidad social de solución de problemas, hace hincapié en la autodeterminación, en el poder de decisión de cada persona. Es conocer las propias fortalezas, las propias capacidades y transformarlas en habilidades.

… actuando positiva y activamente frente a ellos Actuar positivamente frente a los problemas significa encontrar el valor positivo del conflicto, tomándolo como una oportunidad de cambiar algo que hasta el momento nos estaba molestando. Actuar activamente implica potenciar los recursos que tenemos dentro y ser verdaderos protagonistas. Implica también tener confianza en uno mismo.

promoviendo fortalecer los vínculos, que generalmente son previos a la situación de conflicto. Los vínculos suelen estar resquebrajados, especialmente si son parte de una familia o de un grupo de pertenencia, como la escuela o la vecindad, por ejemplo, donde hay un conocimiento previo. Se trata entonces, tal como propugna la mediación transformadora de trabajar sobre la revalorización propia y el reconocimiento del otro, poniendo en actos concretos la posibilidad de reconocer los propios errores y aprender de ellos y de poder ponerse en el lugar del otro. También se vislumbra una gran capacidad de introspección, para poder mirar adentro de uno y encontrar la respuesta honesta y acorde a la situación.

impulsando la capacidad de los seres humanos para sobreponerse a la adversidad y además construir sobre ella, entendiendo que cada persona puede buscar dentro de sí los propios recursos para afrontar los conflictos y que además estos se pueden reforzar desde el lugar de mediador, promoviendo los mismos. Esto es pasar del potencial destructivo del conflicto al potencial constructivo. Esto es ver el conflicto como oportunidad. La adversidad muchas veces es una gran maestra, pues nos hace crecer y conocer otras dimensiones de la vida. Y también debemos tener en cuenta que lo que es adverso para uno, tal vez no lo sea para otro. La adversidad puede ser objetiva ( por ejemplo un terremoto) o subjetiva ( conflicto personal, riesgo)

En definitiva, la mediación es un camino propicio a recorrer en paz hacia la paz.

 

CARACTERÍSTICAS DE LA MEDIACIÓN
 

  • Autocomposición: Son quienes tienen el conflicto, los legítimos participantes de una mediación. Por ello decimos que son los verdaderos protagonistas del conflicto. Quienes deciden sobre la dilucidación del conflicto, son las partes. Las partes autocomponen una negociación, asistida por un mediador. El mediador es sólo un facilitador de la comunicación.
  •  

  • Voluntariedad: Es voluntaria la mediación. Nadie puede obligar a otro a elegir esta vía de conducción: las dos partes deben acordar este camino. Aún en los países como el nuestro, en los cuales se establece la mediación como proceso obligatorio previo al juicio, no es ineludible llegar hasta el final del proceso, es decir, que no es obligatorio llegar a un acuerdo, ni si quiera en los casos derivados por los tribunales. Las partes pues, pueden abandonarlo en cualquier momento para dirigirse a uno de los otros dos extremos, o sea, que pueden pasar a realizar la negociación entre ellos sin necesidad de terceros o pueden transformarlo en un juicio.
  •  

  • Cooperación: La mediación es un proceso que por su estructura invita a las partes a trabajar codo a codo, a co-operar sobre el problema como socios, buscando la solución del mismo. Tiende a crear comunidad.
  •  

  • Acento en el futuro: La solución a las controversia tiene una mira puesta en el futuro, sin dejar de comprender lo que los llevó hasta esa situación, pero mirando hacia adelante y tratando de aprender de los errores cometidos para prevenir los futuros.
  •  

  • Informal, con estructura: Si bien la mediación es un proceso y por lo tanto tiene una estructura que le es propia, tal como vimos ut supra al plantear las etapas, debe insistirse en el escaso formalismo que las rige. Como todo proceso tiene un principio, un desarrollo y un fin, que se sostiene de manera informal
  •  

  • Economía: Cuando nos referimos a esta característica, la podemos pensar en tres sentidos: economía de tiempo, de esfuerzos y de dinero.
  •  

  • Tiempo: En vez de tardar años, puede terminarse con el problema en pocas semanas de iniciado el conflicto, a veces en una sola audiencia o en pocas horas.
  •  

  • Esfuerzos: Creemos que es el item más importante, ya que en la mediación no se produce el desgaste emocional que suele producirse en los Tribunales a través de juicios largos y tediosos.
  •  

  • Dinero: Los servicios se ofrecen con costos diversos, según el caso pero siempre son baratos en relación al costo de litigar dentro del sistema de los tribunales formales. Podemos concluir que toda economía es una ganancia; en la mediación se busca que todos ganen.
  •  

  • Imparcialidad: Si bien todos tenemos un corazoncito, es decir tenemos preferencias por alguien, nos llevamos mejor o nos gusta más, en la mediación esa identificación con alguna de las partes no tiene lugar. Debemos actuar con imparcialidad, dar igualdad de oportunidades a ambas partes, no favorecer a ninguna, no decidir por ellas, no juzgar.
  •  

  • Confidencialidad: Los dichos y documentación presentadas en una mediación son de carácter confidencial. Es decir la mediación debe garantizar que lo vertido en ella es al sólo efecto de acordar., con lo cual lo que ocurre en ella es a puertas cerradas no se transcribe en un expediente ni el mediador puede ser citado como testigo. De ningún modo el mediador comentará fuera del ámbito de la misma lo que allí se ha dicho o mostrado. Debe asegurarse la absoluta reserva de todo lo tratado en cada uno de los encuentros. El mediador puede tomar notas, pero estas se destruirán una vez finalizada la mediación.